lunes, octubre 01, 2007

De la serie lo que voy creando... volver...


Bitácora de la Mujer Maravilla en Bs. As...finales de noviembre de 2004.

Justo ahora se da cuenta, noviembre... y piensa, recuerda un final de noviembre del 98, justo donde se le partió la vida, comenzando a arrancarse las piernas para ver nacer sus alas... seis años y recordaría que el olvido es la timidez de la memoria... justo ahora se recuerda de gestos nacidos entre escaleras eléctricas que iban en direcciones opuestas, en desencuentros, sexo y música...cómo pasa el tiempo, cómo vuela... así volando en un avión que al regreso decide dejarla, maravillada ella de la locura en que vive su vida que parece el orden espasmódico de no sé qué... y se mira desde lejos, tal vez por el trabajo con los autistas, o por esa manía suya de ser el observador y el observado desde hace tiempo, cuestiones espirituales, creencias de un mundo que se crea al mismo tiempo en que se vive... bueno... la conversación de ida en el avión con la pareja de boricuas, las lágrimas ocultas de Papo, el señor simpático, al escucharla decir que iba a luchar por su desastre, que si el azul y el verde, y no sé que otra historia sobre la humanidad y el corazón de su gente... así de repente llegar a la ciudad, la gran ciudad de los significados, pensar que todo fue en orden: Montevideo, Buenos Aires, París y muchas veces de vuelta Buenos Aires... siendo tan flaca, en ocasiones como la Maga, haciendo el trayecto sin el Horacio físico que sí era parte de ella, lamaga, lamaba...ciertas historias de biografías que un tal Julio, largo, flaco y amoroso había puesto en letras, haciendo del juego su oficio, jugando a rayuelas, o al trúcamelo capitaleño... y así, cumpliendo la búsqueda entre el puerto, el Pont des Arts, y cualquier barcito porteño, ir viviendo su vida entre fantasías cuando ya la realidad le aburría, le acortaba las alas o le desvelaba el sueño... y es cierto que esta noche no hay lucidez Mujer Maravilla, te vas volando, haciendo el itinerario cuando de lo que hay en el aire es puro movimiento, pero volar, ya sea en avión o entre las nubes es pura acción, pura vida, casi pensando en viajar a Costa Rica...Buenos Aires con su lluvia y el maldito frío que le recordaba tanto su rodilla izquierda, caminando por Santa Fe y Billinghurst, mirar de lejos y ver el café Havanna, el ritmo de la gente, sentirse llena en la ciudad alienante, toda una paradoja de los que buscan... sentirse llena de los amigos, de los nuevos, de los ya gastados por el tanto uso, por los hombros en su momento, por los abrazos llenos de moco y lágrimas...llegar, saber que como alguien diría virtualmente “home is where the heart is”... hablar entonces unas horas, muchas de los grupos, de la pertenencia, de las asociaciones, del trabajo en prevención, de los enfermos, sin tener a ciencia cierta la reglita exacta para delimitar el repertorio, loco, cuerdo, he ahí el dilema... la pertenencia, dejarse llevar por el ritmo común que nos propone la unidad, la constancia, la cadencia, la comunicación compartida entre los latidos de un José que decía “hey dominicana!!!!”, las caderas que se iban, los pies con las caderas, el ritmo que corría, saber que el río llega al mar porque sigue la corriente, todo este fluir de ritmos que nos hacen despertar, desde el “grounding” para sentir el lugar en que somos y estamos, conectando con la respiración, con las raíces, el soporte de nuestros pies y nuestra sensación de pertenecer en el mundo... llevarlos en el momento de la dirección, de ser la maga de este grupo formado por unidades... llevarlos a la conexión, permitir que desde donde estén se encuentren, en un lugar de movimiento, de acción primitiva que devuelva la confianza a esta unidad de cuerpo-mente...es así como la Mujer Maravilla observa, primero respira ante la sorpresa, observa y calla, los cuerpos a la espera, algunos tirados en el piso, otros de pie... y se parte desde el contacto, desde el lugar exacto que toca alguna superficie, desde el lugar que nos hace sentir el mundo para ir variando de a poco los contactos e ir ubicando nuevas sensaciones: el lugar que miro, una nueva superficie, el contacto con otra piel, la respiración, las sombras, todos los sentidos unidos describiendo el cambio sucedido... partir desde ahí, observar las necesidades, rescatar el ritmo interno y ponerlo en la partitura, habitar el cuerpo desde ese lugar en que los apoyos, los contactos cuando cambian me dan posibilidades de encontrar, de percibir y si es necesario buscar....pasar así los días, en un estado bastante rastrero por el contacto con el piso, también por el contact improvisation, la Martina, la Lucianne, la Leonor, todas envueltas entre el capullo, todas ávidas de un contacto a flor de piel, abriendo los poros, necesitando el entrar cada vez más en ese lugar tan profundo y tan cálido que es la confianza, el preludio del amor....los días van, vienen, entre tres idiomas, romances, citas, esperas, cine independiente, corazones que se abren, que se cierran, largas conversaciones hasta la amanezca... conocer a Joan, la humildad de sus palabras, sus enseñanzas, su luz, su ser humano, la completud de la sombra con la luz, el ying, el yang....ir comprendiendo más el camino, ser danzaterapeuta ya sin darse cuenta, comprender que el camino recorrido desde los trece y medio ha dado lugar al encuentro de este mundo, así como quien no quiere la cosa...ufff, qué contar, qué extrapolar de este encuentro con el inconsciente colectivo, con Jung, con el movimiento auténtico... explicar que es una corriente de danzaterapia, que utiliza la imaginación activa, bailar con los ojos cerrados, teniendo un testigo que contiene la experiencia, dejarse llevar por los impulsos, bailar la vida, bailarse uno mismo....ir explorando cada vez más los arquetipos, las formas que recuerdan el pasado, los momentos, las poses, que han sido realizados por los siglos de los siglos... descubrirse, encontrar los propios arquetipos, la mirada de lo que creemos, lo que somos y que nos hace representar este rol y nos lleva hasta el Self, de vuelta a casa mi querida Dorothy, back to Kansas a ritmo del Himno a la Alegría interpretado en merengue, junto a una Valsinha de Chico Buarque que de algún modo le anda rodando la cabeza y los pies... lo de adentro el arquetipo, lo de afuera el arquetipo, la Sombra, el Gran Espíritu, la diosa hindú irreconocible, un pasado que se olvidó... todos flotando en las imágenes... el gran árbol de la vida en un cañón, el atrapa sueños, los poemas, los gritos del chamán, la imagen del viejo indio en su pared... las imágenes sucesivas, la mariposa muerta que vuela en el parabrisas del carro, la tortuga que se mueve lento y sabe más de los caminos, el grito desesperado de la que ansía libertad, el ojo que todo lo ve, el árbol formado por todas las curvas de no sé sabe que vida, la mano que cuida al árbol, la gaviota que vuela, el poder respirar para dejarse flotar, planear, el pez que nace de un círculo y una mariposa, el azul y el verde de este lugar tan hermoso, las conexiones, las flores, el mar profundo que tiene una placa que sostiene la vida, el pasado en colores oscuros pero que explotaba de vez en cuando como un fuego artificial, toda mi vida en movimiento, en dibujos colgados en la pared, toda la historia del mundo en un ser, todo el Ser en un momento de la historia del mundo...


Hoy llueve en la ciudad y faltan 7 semanas, se me mueven cosas... una felicidad nostálgica... ha llovido mucho en el alma...la bitácora comenzó en un cuaderno por los años de los aires...

11 comentarios:

Ardillor catartica dijo...

Que hermoso todo lo que decis Florecit. Hay palabras que me agitan por dentro, sobre todo todas las que remiten a La Maga, y la palabra "pertenencia".
Y qué lindo la cuenta regresiva para tenerla aca de charlas y brindis limados!!
Un beso gigantistico!

Rochies dijo...

me mato este post.
es el almita de Flor hecha letras.
Amor por la brujis de la foto.
Recibi quejas de que no acceden a su blox a traves de su perfil, controle Flor ;)
no es cuestion de perder fans.
volvere por mas, hay mucho para decir de esto ultimo que no regalo.

Cirulaxio dijo...

Uff, cada renglón merece una relejada contemplación.
Bello, tan suyo, tan ud por distintos rincones. Tan adentro y a flor de piel. Tan Maga, chaman y hada. Y mujer que es lo decir mismo.
Hay mucho acá, me lo llevo un rato.

Florecita dijo...

Qué liindos, Ardish, Rochs y Cirus... en cuenta regresiva para el reencuentro... a Buenos Aires le debo mucho, aunque todo comenzó en una vieja calle perdida en París... me quedo por aquí bailando con sus palabras... las de Ardish... porque la pertenencia... y le dejo el espacio para que lo vaya llenando de lo que desee... las de Rochs, que sabe en el fondo que es brujis como yo... las de Cirus, tan llenas de todo... por aquí el cielo gris... el alma tá cansá... quiere volar, planear...

Un abrazote y namasté!

Rochies dijo...

UPS Y SIGUE CON PALABRITAS MAS QUE MAGICAS...
ME LAS GUARDO :)

Rochies dijo...

UPS Y SIGUE CON PALABRITAS MAS QUE MAGICAS...
ME LAS GUARDO :)

F e r n a n d o dijo...

Hermosa la hanging witch, y la foto con toda usté!!!.

El post es muy sentido y descritpivo. Gracias por pasar por mi hogar en la red. No habilité comments para que no pierdan el tiempo y vayan directo a su coterránea Karina que tiene el blog lleno de desarrollos tan personales y gestalticos acerca de las cosas simples de esta vida.

Beso Florecita

Rochies dijo...

ASI QUE LA BITACORA EMPEZO EN CUADERNITO Y DESPUES SE TECNOLOGIZO!?!? :P
GUAU!

Rochies dijo...

FLORECITA GUELVA, Y PASEMELO A ROCHIES LANGUAGE, NO ES QUE NO LA ENTIENDA EN SU TOTALIDAD PERO QUIERO LLEGAR A LA ESENCIA EXACTA DE LO QUE FLORECITA BUSCO DECIR.

itoitz dijo...

Me encanta tu bitácora, un abrazo.

lagitti dijo...

huevitos, huevitos!