lunes, junio 11, 2007

De la serie lo que voy creando... movimiento auténtico...

Me encontraba llena de rabia, de dolor, de miedo, echada en el piso como una equis sentía una estocada en mi alma, necesitaba rasgarme la piel, sacarlo de dentro mío... la boca se transformó en una mueca, una mueca inmensa que hablaba de dolores pasados, dolores míos y de todo el Universo... tomé mis garras y me abrí el pecho, la sangre a borbotones y la saqué de adentro... una lagartija... era fea y grande pero muy flaca, la tomé y la tiré lejos... seguía buscando... encontré sapos y gusanos, los aplasté con mis manos... eran viscosos, negros, asquerosos... lloraba y sentía miedo, de repente... todo estaba bien, escucharlo dese dentro mío... tener que sacarlo todo desde las vísceras, mostrando la lengua babosa que dejaba pasar el veneno... la respiración detenida... un río de vómito verde... me detuve a mirarlo y observé a la vez, otro río, uno paralelo, casi invisible... hay que sacar toda la mierda pensé... estaba la mierda del pasado aquí en este momento... me senté a verlo correr... me acaricié las piernas... sentí mis pies... fuertes en el piso, me acariciaba y sabía que seguía hacia adelante... lloraba... me consolaba... contaba conmigo... estaba para mí... no me había abandonado...

Todo el proceso descrito anteriormente corresponde a una sesión de Movimiento Auténtico: Una de las ramas en Danza Movimiento Terapia que trabajan a partir de la corriente jungiana. Trabaja desde el silencio, y puede tener una vertiente psicoterapéutica o creativa de acuerdo a la necesidad de los usuarios del servicio. El Movimiento Auténtico procura despertar las partes del insconciente que no emergen a través de las palabras, facilita el poder conectar con emociones enclavadas en el cuerpo y el poder simbolizarlas de manera creativa, haciendo que la persona pueda ser más autoreflexiva y ahonde en la conciencia del sí mismo. Las partes de nuestra psique que no han sido reconocidas pueden emerger en forma de somatización y/o compulsiones y adicciones en la vida personal. Ser movidos sin ponerle estereotipios al cuerpo, dejarlo recorrer su camino es abrirse a una fuente de conocimiento, es abrir llaves a nuevos lugares dentro del alma... ser movidos por el inconsciente hace emerger una poderosa fuerza que nos lleva a todo lo que está por descubrir...


Simbología de las lagartijas: Me llegó primero el recuerdo de Carlos Castaneda y Las Enseñanzas según don Juan... la imagen de las lagartijas videntes, que propiciaban el poder 'ver', la capacidad de poder conocer más, ahondar más... Las lagartijas representan en la mitología Azteca el sexo masculino, representando la fecundidad, estando ligadas sexualidad, fecundidad y sangre. Es el cuarto día del calendario azteca, Cuetzpalin, es un animal pintado de dos colores, azul la primera parte del cuerpo y roja la mitad de atrás. La lagartija representa el alma humana, el surgir de la oscuridad, los albores de la vida. La bicromía y el simbolo del día y la noche son símbolos del pulque...la fuerza creadora, el morir y el nacer de la vegetación.


Me parece que tengo mucho trabajo por hacer... sigo pues... en movimiento... porque la paradoja continúa...

Foto: Lagartijas, por Mariana Aran.

4 comentarios:

Gregorio Verdugo González-Serna dijo...

"Ser movidos por el inconsciente hace emerger una poderosa fuerza que nos lleva a todo lo que está por descubrir..."
Muy interesante el post, florecita, siempre me atrajo poderosamente los movimientos del inconsciente, conocer lo que sentimos sin saberlo, lo que experimentamos del otro lado. Es como ver lo que hay al otro lado del espejo.
Un saludo.

florecita dijo...

Del otro lado del espejo está mi imagen... la que a veces no quiero ver...

Un abrazo, Gregorio...

gonzalo dijo...

me llega mucho lo que dices, en un encuentro holístico me pidieron que eligiera un nimbre simblólico y escogí "lagatija de corazón verde".

Anabelle dijo...

este Jung que nos hace vernos... interesante post, me ha puesto a pensar...