domingo, noviembre 26, 2006

Hoy duele...

duelen los amantes de otro tiempo

duele un hombre en todo el cuerpo

duele el silencio

duelen los números marcados

duele la espera

duelen los hijos

duelen las cosas que se quiebran

duele estar aquí

duele la esperanza

duelen los brazos desde el fondo

duele la vida que se mueve

duele el optimismo y mis ganas de reír

duele esta lágrima que anda por mis senos

duele todo lo hermoso que está por venir

duele el abrazo y tu mirada

tanto... tanto duele

...mientras respiro

respiro... construyo

nuevamente dulcemente

otro sueño

8 comentarios:

José Luis Contreras Muñoz dijo...

Los hijos jamás duelen....

Rosannita dijo...

Ay los hijos! Sí, cuanto duelen!
=)

maite dijo...

Hola florecita!!! te pinché desde el blog de Paula, precioso post, éste y el anterior, me has emocionado... recibe un beso!!!

florecita dijo...

Según se sea hombre,mujer... pueden doler o no... todo depende...

Gracias Maite!

Anabelle dijo...

duele este post porque me da justo donde más me duele en estos días...

lagitti dijo...

Sí, duelen.

yo. dijo...

ay! florecita...como le hago yo para ver las cosas desde otro punto? un punto que no duela...o que acepte el dolor.

florecita dijo...

Yo. Las cosas nos duelen para algo... el dolor nos ayuda a buscar apoyos, nuevas maneras de SER... el dolor incomoda de a ratos, identificarse con él también... desde el movimiento se puede mirar, observar, sentir, para no volverse el dolor que es lo que pasa con las personas que sufren de patologías relacionadas con el estado de ánimo... el dolor duele pero invita a la reflexión...

Chicas... si duele... pero bueno... yin y yang... we are all ONE...