sábado, octubre 22, 2005

MI BUENOS AIRES QUERIDO... Ay Dio, ahora que voy llegando a la curvita de la paragüay tengo una nostalgia, de la buena, como dicen los portugueses/brasileños: saudade... aquí unas imágenes de esa madama que es buena amiga, amante y compañera... gracias Buenos Aires, gracias a la intuición que me llevó a la locura de hacer Bs. As. por tres años, a pesar de Hipólito y sus secuaces... gracias Chucho, por ser lo mejor... nos vemos en el próximo capítulo de la Mujer Maravilla...

Las mañanas en el Milonga, el desayuno con dulce de leche, el Clarín y el Página 12, de acuerdo a la corriente, la facu de medicina, los amigos de este tiempo y los amores también...


El otoño por primera vez... con hojas secas como alguna vez en alguna otra parte, mientras esta va en el Jardín Japonés...



El Café Tortoni, la esquina de Federico, el chocolatico espeso con churros en el frío, las luces bailando en mi cabeza, los Julios merodeando por ahí...





recuerdo que este gato se me sentó arriba en el Jardín Botánico, luego de caminar y caminar hasta llegar a él, primera vez llenándome de la ciudad, para encontrarme con una alma peluda, libre y hermosa, como diría Julio, todos los gatos son radios, este me dió un mensaje que lo llevo en mi alma...

1 comentario:

lagitti dijo...

Diache, no sólo aprendiste a subir fotos, sino que aprendiste más que yo (qué sorpresa, verdad?).... porque yo aún no sé poner más de una. Qué tú son esas fotos, aunque ya la veía a través de tus cuentossinpararalotrodíade llegar, ver Bs.As. así es oootra cosa.