domingo, septiembre 13, 2015

Desde ayer llueve en la ciudad...


Desde ayer llueve en la ciudad, tal vez porque desde dentro la tormenta tambien existe... y hay noticias que van desde lo blanco hasta lo mas negro del vacio y la soledad... hay chistes, nuevos momentos... nuevas historias familiares... pero ahi esta la sensacion de busqueda, de reencuentros... la divinidad se mueve contigo pero no logras entender este giro imprevisto... en el sueño las tetas estaban llenas de leche... sabes que dabas y que a cambio recibias ese calor, ese afecto, esa ternura del bebe... las gotas paran, el vapor sube... el calor arrecia y el alma suda desde adentro... el no movimiento, la quietud se hacen presentes... dejar sentir, sentir, abrazar esta emocion hasta que cese o se transforme... el deseo es mutuo... el reencuentro... la piel que clama por su otra capa de pelos y lunares... cuarto menguante... lluvia... mantra... milagros en el tiempo de lo divino, mientras yo reclamo mi propia herencia agradeciendo esto que no logro comprender del todo...
Foto en Bahia de las Aguilas, Pedernales